Title Image

Blog

La vuelta a clases en el 2022

Llega la vuelta a las escuelas y con ella el incremento del riesgo de cuadros infecciosos.

Te contamos los detalles de las infecciones más frecuentes y como podemos cuidar a los chicos.

Las infecciones aparecen principalmente en la primera etapa escolar; escuelas infantiles o guarderías. A esa edad los niños tienen aún el sistema inmunológico en desarrollo y son más vulnerables al contagio de enfermedades, como por ejemplo las gastroenteritis, las gripes, los catarros o las conjuntivitis.

Las enfermedades más frecuentes que sufren los niños no suelen ser de gravedad y es habitual que tengan su pico mas alto a la vuelta de las vacaciones de verano.

La vuelta al colegio implica un mayor contacto del alumno con sus compañeros y, por tanto, más posibilidades de contagio y de contacto directo con virus y bacterias.

Entre las enfermedades más comunes en las escuelas infantiles se encuentran:

El resfriado común. La más habitual de todas, es generalmente causado por virus. Su hijo puede que tenga la nariz congestionada o con secreción nasal, dolor de garganta, de cabeza, estornudos y fiebre leve. Una de las maneras más comunes en las que se transmite es cuando un niño entra en contacto con el virus del resfriado y luego se toca los ojos o la nariz. Asegúrese de que su hijo se lave las manos con frecuencia,  no compartir objetos o prendas, taparse la boca al toser o estornudar y recuérdele que evite tocarse la boca, nariz y ojos. El uso de tapabocas disminuye el riesgo de contagio de todos los virus respiratorios.

La Faringoamigdalitis. Se caracteriza por fiebre, dolor de garganta y ganglios en el cuello de pequeño tamaño. Además, se puede acompañar de mocos, tos y ronquera. El 70-80% de las faringitis son virales, sobre todo en los niños menores de 3 años. Los demás casos son producidos por bacterias, afectando más a los mayores de 3 años. Es altamente contagiosa y puede transmitirse a través de gotas en el aire; cuando alguien que tiene la infección estornuda o tose. También puede transmitirse al compartir bebidas o comidas, o al tocar una superficie y luego tocarse los ojos, la nariz, o la boca. Enseñale a tu hijo/a a ser especialmente cuidadoso al compartir cosas con amigos/as y compañeros/as de clase. Recordale que se lave las manos frecuentemente, especialmente antes de comer o beber algo.

La Conjuntivitis. Esta infección común puede ser causada por una infección bacteriana o viral. Otras causas oueden ser alergias, sustancias irritativas como el humo, químicos en cosméticos, o cloro en piscinas. El niño puede quejarse de irritación en el ojo, lagrimeo o secreción excesivas, párpados hinchados y enrojecimiento de la parte blanca de los ojos. Recuérdenles a los niños no tocarse los ojos, nariz, o boca, y que se laven las manos frecuentemente ya que esta afección se transmite principalmente por contacto.

La Gastroenteritis: Común en la etapa infantil causada sobre todo por virus. Se manifiesta con diarrea de comienzo brusco, acompañada de síntomas como náuseas, vómitos, fiebre o dolor abdominal. Es importante extremar las medidas de higiene en los cambios de pañal y en el baño, esterilizar los biberones y chupetes, así como el lavado frecuente de manos antes de cada comida. 

La Enfermedad boca-mano-pie: Se trata de una enfermedad contagiosa causada por virus, presentes en la saliva, las heces o las mucosas. Es muy común entre los niños que están empezando a gatear, caminar y hasta la edad de cinco años. La patología se presenta en forma de ampollas o erupciones leves en los pies, las manos, el área de la boca y la nariz, así como en la región pélvica donde se coloca el pañal. Además, el niño puede presentar dolor de cabeza o de garganta y pérdida de apetito.

Los Piojos: Los piojos son unos diminutos insectos parásitos que se transmiten por contacto personal, así como también por compartir pertenencias. Los niños son particularmente propensos a contraer y transmitir piojos. La picazón es el síntoma más común de los piojos, ya que sus picaduras causan una reacción alérgica localizada. Incluso con buenos hábitos de higiene, su hijo puede contraer piojos. Es importante evitar compartir prendas de vestir y sobre todo sombreros con otros niños.

Es difícil evitar que los gérmenes se transmitan en ambientes tan concurridos como las escuelas, pero hay muchas precauciones que puede tomar que ayudan a proteger a su hijo.

¡Baja la app Clinix y agenda una teleconsulta para obtener más información o programar una evaluación médica para su hijo!